Blog

Cambio y oportunidad


Todos nacimos con potencial, con recursos internos y con aquellos que hemos adquirido para ser capaces de originar cambios. En todo proyecto que comiences, necesitarás ser flexibles con los cambios. Ser una persona generadora de cambios, no es un título que se obtiene en ninguna universidad, es ser una persona que ha entendido que si algo no funciona, hay que cambiarlo, que si sigo haciendo lo mismo, obtendré los mismos resultados. Una persona que cree en sí misma y apuesta a su proyecto y a su grupo sabe que habrá un momento en que deberá cambiar la manera de hacer las cosas. 

La gente que está abierta a las nuevas oportunidades, sabe que puede transformar la realidad en la que se encuentra. Tal vez, hay un área de nuestra vida que no está funcionando como debiese, ya sea en lo emocional, en lo físico, en lo laboral, sin embargo, dentro nuestro tenemos la capacidad de cambiar todo aquello que no funciona. 

Sólo necesitamos incorporar a nuestra vida hábitos y actitudes que nos posicionen delante de las grandes oportunidades. 

1. Seamos potenciadores de pasión. La gente exitosa potencia su pasión. 
Sé apasionado por todo lo que hacés. 
2. Sé humilde y veloz. Humildad no es tener los zapatos rotos; humildad es tener ganas de aprender. 
3. Imitá lo bueno y matá la burocracia mental. Hay gente que es rápida para aprender pero le cuesta desaprender cosas malas. 
4. Sé servicial: La gente útil es la gente que sirve. Sé extraordinariamente servicial.
5. Busá gigantes y subite a ellos. Elegí, imitá, igualá, superá y reproducí a los mejores. Seguí a los mejores y llegarás lejos.
6. Sé tenaz y persistente: Mantenete en la palabra, en tu sueño, en tu proyecto, no importa lo que te han dicho, mantené la confesión de lo que te determinaste a alcanzar. 
7. Sabe pedir: No importa que te hayan dicho que no, seguí haciéndolo pero con “sabiduría”. ¿Qué quiere decir con sabiduría? Buscar el momento apropiado.

No importa la edad que tengas, para aquellos que se mueven, siempre habrá nuevas oportunidades. Cada vez que te muevas, a pesar de las dificultades; cada vez que rompas con el conformismo y la comodidad, habrá presión, ¡claro que sí! pero también habrá una nueva oportunidad.

Fuente

 

Te invito a compartirlo: